Reparar consolas Sega

¡Hola de nuevo amantes de las consolas! En ésta página vas a encontrar todos los enlaces y la información necesaria para reparar consolas Sega tú mismo con guías paso a paso con todo lujo de detalles para que no tengas ningún tipo de problemas para seguirlas.

Dado que existen bastantes modelos diferentes de consolas Sega, ¿Cuál quieres reparar?:

master system

Historia de las consolas Sega

Sega es una de esas compañías míticas de videojuegos que están en el recuerdo de muchos jugadores de diferentes edades, pero que por un motivo u otro, ha ido sufriendo altibajos durante toda su historia hasta incluso estar al borde de la desparición.

Fue fundada en 1940, en plena Segunda guerra mundial con el nombre de Standard Games, y sus inicios fueron principalmente el negocio de máquinas tragaperras, las cuales inundaron Estados Unidos desde su base en Honolulu, Hawaii. Estuvieron en el negocio durante 40 años hasta que una ley gubernamental prohibió su distribución por considerarlas ilegales.

Fue en ese momento cuando se decidió su traslado a Japón, con el cambio de nombre de Service Games of Japan. Una vez ya instalados en Tokio, su ganancias fueron aumentando año a año, pero como todo en la vida, los gustos de la gente para el ocio van cambiando con el paso del tiempo.

La batalla entre Sega y Nintendo por la hegemonía de los videojuegos fue legendaria, pero para desgracia de la compañía del erizo azul, no fue capaz de sobrepasar a su competencia durante las tres primeras generaciones. Esto no quiere decir que sus lanzamientos fueran un fracaso, ni muchísimo menos, los números avalan la trayectoria de la compañía, simplemente su competencia fue mejor.

Vamos a detallar un poquito más cuales fueron las armas que Sega presentó para dar la batalla contra Nintendo.

En 1985, se lanzó al mercado la SEGA Master System, que fue su primer intento de incursión serio en el mundo de los videojuegos domésticos y de plantarle cara a Nintendo, pero fue la primera consola que cayó ante la NES. Pese a que técnicamente era superior no irrumpió con la suficiente fuerza como para destronar a la poderosa NES.

Pasamos a 1988, SEGA tomó la decisión de abandonar Master System para ir un paso mas allá, necesitaban desquitarse del fracaso anterior y, de ese sentimiento, nació la SEGA Génesis o Mega Drive. Trabajando muy bien su catálogo con incorporaciones tan icónicas como su Sonic the Hedgehog, redujo sus diferencias con la todopoderosa SNES (El cerebro de la bestia), y, para muchos, fue la mejor consola que SEGA lanzó jamás.

Después de cosechar bastante éxito con Mega Drive y poner en aprietos a Nintendo y su SNES, SEGA decidió dar el salto a una máquina capaz de generar mundos en 3D, la Sega Saturn. Por desgracia, no contaban con la aparición inesperada de un nuevo competidor que se quedó con casi todo el pastel y sacudió la industria, la Playstation de Sony. Cancelaciones, retrasos y demás problemas internos hicieron que pasase muy desaparcibida.

Y llegados a este punto la compañía entró en tiempo de descuento, necesitaban una consola para recuperarse y remontar, era todo o nada, a la desesperada, y lanzaron la SEGA Dreamcast. Lanzada en 1998 para intentar corregir el fiasco de Saturn, y el resultado fue que empeoró todavía mas la situación ya de por sí complicada. Convivió con varias generaciones de consolas a la vez, ofrecía un diseño y potencia espectaculares además de un revolucionario mando. Pero no fue suficiente, no obstante hoy en día es una consola de culto.